Seguinos en nuestras redes sociales para compartir con nosotros todo lo que nos gusta de los juegos, cine y hardware, en lenguaje geek.

Top Halloween

En los últimos años el género de terror ha recibido el reconocimiento que merece. Esto se debe a una mayor producción de películas de calidad que lograron sobresaltar en una industria que las bastardeo mucho tiempo. Películas como Hereditary (2018), The VVitch (2015) e It Follows (2014) no solo fueron aclamadas por la crítica en general, sino que también por un público que supo apreciar las renovaciones del género. En la actualidad podemos ver dos grandes corrientes de cine de terror, una con los elementos ya conocidos y establecidos por la industria (Jump scares) y otra corriente más autoral que establece un terror psicológico y atmosferas que acompañan.

No hay que olvidar que la misma industria que bastardeo el género por mucho tiempo nació a la vez con este. El cortometraje de 1985 “L’arrivée d’un train à La Ciotat” (La llegada del tren), de los hermanos Lumière, mostraba nada más la llegada de un tren a una estación, pero como el cine todavía no era conocido, los espectadores pensaron que dicho tren iba a salir literalmente de la pantalla y los iba a arrollar. Los primeros espectadores de la cinta gritaban y salían de la sala asustados. Por lo tanto, podríamos decir que el aterrar al espectador nació con el cine, es decir el género de terror, en su sentido más primitivo, vio la luz al mismo tiempo que la noción de cine.

Como todo género a la vez hay subgéneros, el terror tiene diferentes ramas que van desde el giallo italiano hasta el gore japonés pasando por el slasher, el cine de zombies, el terror naturalista, etc etc.

La historia del cine de terror tiene una extensa filmografía variada e interesante que seguramente no te va a dejar dormir, para intentar resumirla te dejamos las 5 mejores películas de terror de la historia.

“Suspiria”, Dario Argento (1977)

Desde el momento en que llega a Freiberg, Alemania, para asistir a la prestigiosa Academia Tanz, la bailarina de ballet estadounidense Suzy Bannion siente que algo horriblemente malvado acecha dentro de los muros de la antigua institución.

Argento nos ofrece un giallo hermoso no solo por la fotografía y la estética, sino que también por el macabro, cruel y retorcido relato que involucra asesinatos y brujería acompañados por una atmosfera bella pero que a la vez te pone los pelos de punta.

“Halloween”, John Carpenter (1978)

Quince años después de asesinar a su hermana en la noche de Halloween de 1963, Michael Myers escapa de un hospital psiquiátrico y regresa a la pequeña ciudad de Haddonfield, Illinois, para volver a matar.

La película arranca con un sensacional plano de cuatro minutos de duración que termina con un plano que nos impacta por la edad del protagonista. Carpenter logra generar un relato slasher que nos mantiene tensionados desde el principio hasta el final.

“The Exorcist”, William Friedkin (1973)

Regan MacNeil, de 12 años, comienza a adoptar una nueva personalidad explícita a medida que ocurren extraños eventos en el área local de Georgetown. Su madre se debate entre la ciencia y la superstición en un intento desesperado por salvar a su hija, y finalmente recurre a su última esperanza: el padre Damien Karras, un sacerdote con problemas que está luchando con su propia fe.

Friedkin a lo largo del metraje prefiere mantener la sobriedad visual para no exagerar más de la cuenta las situaciones. Esto se traduce en grandes momentos que perduran en la historia – Merrin llegando a la casa- y un exorcismo más realista que los que se representan a posteriori.

“The Shining”, Stanley Kubrick (1980)

Jack Torrance acepta un trabajo de cuidador en el Hotel Overlook, donde él, junto con su esposa Wendy y su hijo Danny, deben vivir aislados del resto del mundo durante el invierno. Pero no están preparados para la locura que acecha en su interior.

Película que marcó un antes y después en el género. El film tiene una locación espeluznante, con un gran espacio vacío, una banda sonora que acompaña a la tensión y a la locura y una transformación psicológica y física de los personajes.

“The Texas Chainsaw Massacre”, Tobe Hooper (1974)

Cinco amigos que visitan la casa de su abuelo son perseguidos y aterrorizados por un asesino que empuña una motosierra y por su familia de caníbales que roban tumbas.

La sinapsis lo dice todo. Motosierras, caníbales y unas vacaciones de amigos.

Obsesivo de la crítica y el análisis cinematográfico, en mi ratos libres escribo guiones y a veces hago cortometrajes. En resumen, un simple cinefilo que ama a Chaplin.