Seguinos en nuestras redes sociales para compartir con nosotros todo lo que nos gusta de los juegos, cine y hardware, en lenguaje geek.

Reseña de Contra lo imposible, Ford vs Ferrari

Se apaga la luz de la sala y se encienden los motores de una de las películas destacadas que nos deja esta segunda mitad del 2019, Contra lo Imposible. La cinta dirigida y craneada por James Mangold, es una película biográfica y dramática protagonizada por dos importantes figuras del cine hollywoodense como lo son Christian Bale y Matt Damon. Nos trae la flamante historia de la carrera empresarial que acontece entre Ford Motor Company y Ferrari.

Sinopsis
En la década del ’60. Tanto Ford como Ferrari estaban entrando en un punto de decadencia que perjudicaba a cada uno en distintos aspectos. Ferrari con un modelo de producción casi 100% manual y supeditado sólo a autos de carreras, estaba quedando detrás del modelo fordista de producción.

Mientras que Ford, aun contando con el fordismo en su haber, estaba quedando atrás en las ventas. Ambas empresas estaban cercanas a la quiebra. Es entonces cuando a uno de los empleados de Ford, Lee Iacocca (Jon Bernthal), se le ocurre la ingeniosa y descabellada idea de competir con un auto Ford en una de las carreras en donde Ferrari era el ganador recurrente: Le Mans, una carrera de 24 horas en el circuito de la Sarthe, cerca de Le Mans, Francia.

Para esto, interceptan al legendario corredor y ganador en Le Mans ’59 Carroll Shelby (Matt Damon), quien entonces llevaba adelante Shelby American, donde diseñaba automóviles, para que los ayude a generar un auto acorde a las necesidades de Le Mans. A su vez, Carroll se alía con su amigo, el veterano corredor Ken Miles (Christian Bale) comenzando entonces la larga disputa que habrá entre ambas empresas.  

La opinión
Una película divertida y sensacional. James Mangold realmente se toma el minucioso trabajo de generar en el espectador la emoción en cada momento. Los desencuentros entre empresarios, las emociones de los corredores, los personajes estereotipados y especialmente las carreras. Todos estos son los motores de tensión y sensación que empujan la película hasta el final.

Uno de los puntos más fuertes que tiene, además de la dirección, son las actuaciones fundamentalmente de las estrellas, Bale y Damon. Hay que destacar también el importante marco actoral de los actores secundarios que encauzan y acompañan de manera muy armoniosa el camino de los protagonistas.

Gags, carreras emocionantes, un sonido espectacular, actuaciones sensacionales y la progresión narrativa adecuada generan el ambiente dramático que ronda, incansablemente, a lo largo de toda la película sumergiendo al espectador en una ficción simple pero perfectamente cuidada y emotiva.

 

Empeñada lectora de ficción. Amante eterna del cine: admirarlo, hablarlo, escribirlo y hacerlo. Madre de dragones.