Seguinos en nuestras redes sociales para compartir con nosotros todo lo que nos gusta de los juegos, cine y hardware, en lenguaje geek.

Joker y la representación de la actualidad

Para alegría de todos llegó el estreno de Joker, película que sin duda va a provocar un debate entre los espectadores. La cinta dirigida por Todd Phillips (The Hangover) cuenta con un guion escrito por él junto a Scott Silver, fotografía de Lawrence Sher y la actuación del tan querido Joaquin Phoenix (The Master).

El film coronado con el León de Oro en el 76ª Festival de Cine de Venecia nos sitúa en la Ciudad Gótica de los años 80. Arthur Fleck, un fallido comediante de stand up, se va a ver obligado a optar por una vida dedicada al crimen luego de que una sociedad y una ciudad oscura lo rechace múltiples veces.

Haciendo un análisis podemos encontrar diversos pros y contras en la película. Mientras que los pros van a tender a la parte más técnica, los contras van a dirigirse a lo más profundo del film. Teniendo bien marcado donde van a estar las fortalezas y las debilidades del film podemos pasar a hablar de ella.

 

 

PROS

Joker sobresale porque decididamente se aleja de los cánones habituales de las películas basadas en comics. Ya no tenemos un grupo diverso de superhéroes luchando contra una fuerza del mal, sino que más bien tenemos una película que toma al villano y profundiza en su vida. A lo largo del metraje, el Guasón va a ser nuestro sujeto de estudio y vamos a empatizar con él. Un acierto que puede ser criticado por los fanáticos de comics más conservadores es que la película se toma varias libertades en cuanto a la historia, parece ser incluso un guion original.

La oscura y realista fotografía de Lawrence Sher retrata una Ciudad Gótica degradada y abundante en ratas enormes, paredes y vidrios grafiteados, vecinos poco alegres y una diferencia de clases en crecimiento. Contexto ideal para que Arthur libere sus represiones internas, para a posterior convertirse en un líder vengador con un séquito que reafirma sus actos. Todd Phillips se apoya en la fotografía y en la música original para generar clima y tensión, siempre tiende a lo visual para evitar la bajada de línea. Joaquin Phoenix brinda una actuación totalmente memorable al personificar a un hombre con un fuerte síndrome de Tourette que lo aleja de la sociedad y lo acerca a la locura. Una clase de actuación que a los gritos pide una nominación a los Oscars (que seguramente suceda).

 

 

CONTRAS

Las dudas que me surgieron al estar viendo la película se pueden reducir a la pregunta: “su vida es suficiente justificación para hacer lo que hace?”. La discusión que puede surgir a partir del film deriva de la filosofía de la misma y de lo que quiere representar. En particular no creo que un film incite a la violencia, pero mucho se ha hablado en el último tiempo de que la película podría provocar un cierto tipo de anarquía y revolución. Pero hay que ser honestos, muchos de nosotros crecimos viendo películas de acción o jugando GTA y no por eso estamos en la calle robando autos y matando gente.

En la película una muchedumbre de gente sale con máscaras de payasos y entusiasmados a marchar con carteles que dicen “¡Mata a los ricos!” después de que nuestro protagonista matara a un trio de hombres de Wall Street. En Estados Unidos, lamentablemente, suceden cada tanto tiroteos masivos o actos violentos provocados por gente parecida a Arthur, personas aisladas socialmente que no recibieron suficiente “amor”. Si con este tipo de personas en la vida real no sentimos empatía, ¿Por qué tenemos que hacerlo con Arthur? Todd Phillips nos da una respuesta vaga al justificar el accionar del personaje con la vida que tuvo.

Muchos asemejan Joker con The King of Comedy de Martin Scorsese, un personaje que quiere ser comediante de stand up y es fanático de un programa tipo late night show. La crucial diferencia es que la cinta de Scorsese tenia humor y que jugaba con este hasta transformarlo en algo oscuro, en cambio, Joker no tiene humor y solamente es oscura.

 

Joker es una propuesta nueva, interesante y que escapa a los cánones ya conocidos, una película que hay que celebrar y que tiene asegurado un camino prometedor en la temporada de premios.

80
Puntaje

Obsesivo de la crítica y el análisis cinematográfico, en mi ratos libres escribo guiones y a veces hago cortometrajes. En resumen, un simple cinefilo que ama a Chaplin.