Seguinos en nuestras redes sociales para compartir con nosotros todo lo que nos gusta de los juegos, cine y hardware, en lenguaje geek.

Epic Games Store le disputa el trono a Steam

La revolución que supone la distribución digital de juegos

El incremento exponencial de las tasas de transferencia que posibilita la fibra óptica y el avance tecnológico en materia de almacenamiento digital son dos factores materiales que han revolucionado la forma en que se comercian bienes culturales. En el transcurso de los últimos años, libros, películas, música, software y juegos han ido vendiéndose cada vez más a través de plataformas digitales. A los ojos de muchos, dos factores pueden más que el romántico apego a la copia física o material. La disponibilidad cuasi inmediata del bien comprado (especialmente valioso si es un lanzamiento internacional y uno se encuentra en una zona remota) y una mejora considerable en el precio ya que no hay flete ni intermediarios.

En mercados como los nuestros, sin embargo no contamos con indicadores confiables que nos permitan visualizar la total evolución de las compras de software, específicamente de juegos. En consecuencia, no podemos saber ni el total de las compras ni cuántas de estas son digitales. Sí sabemos que las stores de Sony, Microsoft y Nintendo están absorbiendo una importante porción de las compras de juegos en el mercado de las consolas. En telefonía celular asistimos al co-reinado de la Apple Store y de Google Apps. Pero en las computadoras personales… En las computadoras personales es donde se complejiza.

 

Las plataformas de distribución

Sony, Microsoft, Nintendo, Apple, todas tienen el monopolio de la distribución digital en sus plataformas. En consecuencia, la negociación con las desarrolladoras ubica a las primeras en un lugar de privilegio. No muy distinta es la situación con la telefonía libre, ya que allí la primacía de Google Apps la erige también en monopólica, no por derecho sino por los hechos.

En computadoras de escritorio, hasta hace poco más de un año atrás, podríamos haber afirmado que el reinado de Steam era incuestionable, más allá de los esfuerzos malogrados de EA Origins, Ubisoft UPlay y otros. El catálogo impresionante de dicha plataforma, sumado a una comunidad muy activa e integrada por 90 millones de usuarios activos por mes la ubican en la posición dominante, sin cuestionamientos. Uno asumiría que nadie disputaría su dominio. No ante la masiva penetración de la plataforma, construida en base a un portafolio amplísimo y una comunidad envidiable en términos cuantitativos y cualitativos. Los millones de usuarios de Steam cuentan en sus bibliotecas con gran cantidad de juegos digitales que ha ido comprando a lo largo de los años. Pero además suelen valorar el entorno creado por la plataforma: contribuyen generando reviews de usuarios y realizando tareas de curación de juegos. Por otro lado, Steam cuenta con un sistema de logros que también ata.

Un tipo de cambio muy atractivo y recurrentes ofertas han hecho de Steam muy especial para los argentinos

 

Here comes a new challenger

Steam parece invencible. Pero la industria del gaming es fascinante. En estos últimos 30 o 40 años hemos asistido a la emergencia y el declive de titanes. Aparecen elementos disruptivos constantemente. Cada tanto, alguien tiene las agallas y el sentido de oportunidad para ofrecer un producto novedoso y revolucionarlo todo.

El genio creativo siempre ha sido el elemento diferencial. Así mismo, hemos asistido a cambios materiales que han modificado  el desarrollo y el consumo de juegos. Mejoras exponenciales en la capacidad de cálculo, la irrupción de medios de almacenaje masivos, tasas de transferencias superiores, la conectividad vía internet, los controles por movimiento y la hibridez como concepto…  Otras tecnologías, como el 3D, la realidad virtual y el streaming, se alzan como elementos que buscan también su lugar o esperan su momento.  La  industria del gaming es fascinante. De aquí emerge un nuevo actor, deus ex machina, que al menos en los papeles pareciera tener el potencial para cuestionarle a Steam su dominio absoluto. Epic Game Store, o mejor dicho, la plataforma de distribución de juegos del gigante asiático Tencent.

Nacida en Diciembre del año pasado y a razón de uno a dos juegos gratis por quincena, Epic Games Store se está encargando de engrosar su  biblioteca de juegos. Las últimas semanas, sin ir más lejos, han obsequiado juegos recientes como For Honor, Moonlighter y Mutant: Road to Eden. Tambien clásicos como Alan Wake, Transistor, RIME o Enter the gungeon, entre otros.

Epic Games Store regala al menos un juego quincenal… y la mayoría son títulos relativamente nuevos y bien valorados.

 

La máquina de vapor ve cuestionado su reinado

Desde la perspectiva del usuario la aparición de un nuevo actor no significa un problema.

En su pc pueden convivir todas las plataformas que él desee. En consecuencia, junto con Steam y Epic Games Store, un usuario puede tener instaladas plataformas como GOG, Uplay, Origins. Sin embargo, la batalla parece estar librándose poco a poco en un terreno más sensible: el de los desarrolladores. El margen de ganancia que resignan para pagarle a la plataforma de distribución de contenido digital cambia todo. De repente deja de importar solamente cuántos juegos se venden, sino cuánto ganan los actores por cada venta.

Un artículo de ayer del New York Times que gira en torno a Epic Games Store señalaba que dicha store le cobra a cada desarrollador el 12% del precio que paga quien compra; por su parte, Steam muerde el 30%. Consecuencia: Ubisoft, ante la negativa de Steam a ajustar su tarifa, decidió decantarse por la nueva plataforma.

En paralelo, Epic se encuentra negociando exclusividad temporal de algunos títulos y precios especiales por lanzamiento. Todas estrategias llamadas a socavar lentamente el reinado de Steam.

Combos con Fortnite y exclusivas temporarias, algunas de las herramientas de Epic

 

Una batalla épica

En los años por venir asistiremos a una batalla larga y cruenta. Steam parece invencible, pero con dinero, astucia y sentido de la oportunidad, todo se puede. Veremos cómo impacta en el mercado la aparición de Stadia. Los de Google en principio parecieran jugar otro juego. Uno mucho menos significativo, pero que también puede generar algún cambio en los hábitos de los pc gamers. En fin, nos interesa saber sobre quien recae tu simpatía en esta contienda entre David y Goliat. En paralelo, es pertinente preguntarlo: ¡tenés en claro quién es David y quién es Goliat en esta historia?

Jugador multi plataforma con un corazoncito nintendero y gran avidez por la narrativa fantástica, adulta, movilizante y evocativa de los grandes clásicos